Reposado

El tequila blanco es reposado en barricas de roble francés por 12 meses y estas le otorgan un hermoso color ambarino de apariencia brillante y limpio con un delicado aroma. un tequila recio, de sabor intenso con aroma a tierra mojada, de intensidad notable y amaderada, así como delicados aspectos frutales de melocotones y duraznos, de cuerpo medio y agradable final.