Skip to content

Amatitan

En Nahuatl, Amatitán significa: “pequeño bosque de amates” y sus historias narran que es una tierra protegida por la virgen que cuida su extensión desde la punta del cerro. En agradecimiento a la devoción de la gente, dejó su imagen impresa en un acantilado rocoso descubierto en 1980. Algunos creen que la fecundidad de la tierra se debe a su bendición.

Ubicada en la región Valles del estado de Jalisco y con un magnífico clima, Amatitán es una prolífica tierra llena de minerales en donde se cultivan los mejores Agaves Tequilana Weber Azul, las mujeres curanderas de esta tierra conocen y confían en el poder curativo de la pulpa de este agave.

Amatitán es abrazada por los ríos Grande o Santiago y el Arenal.  Sus tierras son atravesadas por varios arroyos de caudal permanente en tiempo de lluvias.

Rica en historias, fecunda, protegida y bendecida, Amatitán es la tierra que da vida a cada uno de nuestros agaves y en agradecimiento a ella, nuestros procesos respetan los métodos artesanales de producción, haciendo que cada botella de nuestro fino Tequila Hacienda Los Álamos este llena de calidad y tradición.

La fabrica

Don Álvaro Montes Contreras trabajó durante 15 años en una importante empresa tequilera de la región de Amatitán Jalisco, donde dominó el proceso de elaboración del tequila.

Siendo un hombre incansable, visionario y con una asombrosa actitud positiva, en el año de 1998 contaba ya con 1000 hectáreas agaveras en el Valle de Amatitán Jalisco.

 Después de 49 años de su vida trabajando, así como trabajan los hombres destinados a lograr grandes cosas: con gran pasión y entrega, en el año de 1999 se inaugura su Fábrica  Tequila Las Américas S.A de C.V. cuyo propósito principal era industrializar su propia producción de tequila.

Todos los procesos en la Fábrica Tequila Las Américas son desarrollados bajo la supervisión directa del Consejo Regulador del Tequila A.C. (CRT) y apegado a lo establecido por la Norma Oficial Mexicana (NOM).

La Fábrica de Tequila Las Américas inició sus ventas en el 2003 y aunque es joven, hoy es una de las fábricas más reconocidas a nivel nacional e internacional. En su interior se elaboran los tequilas: Don Abraham y Tequila Hacienda Los Álamos reconocidos por su alta calidad y posicionados en el gusto de los más exigentes paladares.